Lucía – Historias de pacientes de Tuberculosis


Cuando Lucía oyó a su médico hablar de los síntomas de la tuberculosis, dijo: “¡Eso es!”

Habían tardado un año en hacerle un diagnóstico. Lucía había recibido tratamiento de alergia e incluso había intentado tratarse con medicamentos para el resfriado. En ese momento, tenía líquido en los pulmones y el estómago, y el hígado agrandado.

“Comenzó con un dolor de garganta que duró dos semanas. Recuerdo pensar que no era como cualquier dolor de garganta que había experimentado, ya que había sufrido episodios regulares de amigdalitis cuando era niña.”

“Pasé este dolor de garganta, pero empecé a tener síntomas de mocos de nariz a garganta. No sufro de alergias, por lo que era raro. Fui a mi médico de cabecera y expliqué mis síntomas. Me dio Beconase. Pasé un año y medio, con médicos que me dieron todo, desde gotas nasales hasta aerosoles nasales. Me sentí mejor, pero los síntomas eran incómodos y no se fueron.”

“Ahora sé que la tuberculosis tiene síntomas de resfriado, pero en ese momento traté de ayudarme con jarabe de Benalin para deshacerme de lo que pensé que era catarro. Parecía que funcionaba y mis síntomas se pasaban. Me mandaron una radiografía.”

“La radiografía no mostró nada, aunque tampoco tenía síntomas físicos en esta etapa, sin embargo, pronto experimenté cansancio y mareos, por lo que pensé que era anemia. Mi barriga se volvió dura por un lado, aunque pronto desapareció, era raro.”

“Un mes más tarde, empecé a sentir una sensación en el lado izquierdo de mi pecho, falta de aire y cansancio. Mi barriga comenzó a hincharse en forma prominente alrededor de la zona del ombligo. Fui a mi médico de cabecera y le mostré mi estómago y mencioné la sensación alrededor del lado izquierdo de mi pecho. Me revisó pero no sabía lo que era, por lo que me remitió al hospital para una exploración.”

“Me fui a casa sin saber qué hacer y al final de la semana estaba peor. Mi barriga creció más. Sentía frío un momento y luego mucho calor. Fui al hospital.”

“El médico me preguntó si había entrado en contacto con la tuberculosis, pensé muchas cosas, ya había sido vacunada a los 14 años. Le oí repasar los síntomas de la tuberculosis con un médico y dije, sorprendida,” ¡Sí! ¡Eso es!”.

“No podía entender por qué mi médico de cabecera no lo diagnosticó – ¡incluso cuando estuve allí con los síntomas!”

“En las últimas etapas, cuando me miraba en el espejo, ya no era la misma persona, había perdido mucha grasa corporal en poco tiempo, pero mi estómago parecía de una mujer que estaba embarazada de seis meses. Había líquido en mi pulmón y en el estómago y agrandamiento de los ganglios linfáticos y el hígado.”

“Afortunadamente había ido al hospital porque después me sentía mucho peor. Una vez que tuve la biopsia y se confirmó que era TB, comenzaron mi tratamiento. Yo estuve sin ir al trabajo durante ocho meses debido a mi salud y apariencia. También me hicieron una transfusión de sangre, ya que estaba muy anémica. Mi peso fue revisado regularmente y recibí inyecciones de hierro.”

“Recuperé mi peso, mi apariencia mejoró y mi cuerpo no me dolía mucho, aunque mis pulmones estaban un poco delicados, el ganglio linfático detrás de mi estómago permanecerá agrandado.”

“Había habido un aumento en TB por esa época. Mi médico debió haber tenido más interés en mis síntomas. El médico principal dijo que debía haber sido diagnosticada. Supongo que ha visto muchos casos.”

“Lo que hay que entender es que no tienes que viajar para contraer la tuberculosis, está alrededor nuetro. Yo le digo a cualquiera que insista con su médico de cabecera. Yo lo hice, pero no lo suficiente y casi pago un precio por ello.”

Related posts:

InfoTuberculosis.com: Ten en cuenta que la información contenida en esta página web sólo tiene fines educativos. L@s administradores de la página no somos médicos. Toda la información contenida en esta web intenta estar lo más actualizada y revisada posible. Esta información no tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Por eso te pedimos que consultes a tu médico, médica para que te diga como proceder.


Entradas que te pueden interesar:

Lara - Historias de Pacientes de Tuberculosis
Javier - Historias de Pacientes de Tuberculosis
Patricia - Historias de Pacientes de Tuberculosis