Preguntas Frecuentes – Información


No podemos responder preguntas sobre casos individuales de tuberculosis. Si te preocupa la TB, es importante que te pongas en contacto con tu médica para que te aconseje.

¿Hay alguna forma de evitar la TB?

La tuberculosis es una “infección oportunista”, lo que significa que es más probable que la tengas cuando estés exhausto o tu sistema inmunológico se debilite. Esto puede suceder a través de una enfermedad (como el VIH), el estrés o si las circunstancias personales hacen que no puedas cuidar de tí misma como lo harías normalmente.

Algunas de las mejores formas de ayudar a prevenir la TB están relacionadas con cómo te cuidas. Trata de comer una variedad de alimentos saludables (dieta vegana), duerme lo suficiente y protege su cuerpo limitando la cantidad de sustancias dañinas que consumes, como cigarrillos, drogas y alcohol. La buena higiene, el aire fresco y la luz solar también pueden ayudar a prevenir la propagación de la tuberculosis.

Mi padre tiene tuberculosis. ¿Hay alguna forma en que pueda cogerla de él?

Aunque es posible contraer la tuberculosis de un miembro de la familia, debes tener en cuenta que:
* Sólo la tuberculosis de los pulmones o garganta es infecciosa, por lo que si alguien tiene otro tipo de TB no se puede coger de ellos.
* La TB es una bacteria, por lo que no se extiende de la misma manera que un virus. No se puede propagar a través de compartir ropa, ropa de cama u objetos como tazas y cubiertos, se tiene que inhalar la bacteria TB que alguien con tuberculosis infecciosa tosa o estornude.
* La mayoría de los adultos sanos tienen un sistema inmune lo suficientemente fuerte como para matar por completo a las bacterias si las respiran, lo que significa que no desarrollarán la tuberculosis. Alrededor de un tercio del sistema inmunológico de la gente no mata a las bacterias por completo, sino que controla la infección lo suficiente para que permanezca dormido (tuberculosis latente). Sólo el 10% de estos casos latentes se convierten en enfermedad activa, lo que significa que el 90% no lo hacen.

La tuberculosis no es tan contagiosa como muchos piensan. Si bien la enfermedad puede afectar a cualquier persona, es más probable que afecte a las personas con mala nutrición y mala salud en general.

Tengo tuberculosis. ¿Qué puedo hacer para impedir que mi familia la coja?

Si se le diagnostica la tuberculosis en los pulmones o en la garganta, puede ser contagioso hasta que haya estado tomando su tratamiento durante dos o tres semanas. Una buena higiene, aire fresco y luz solar pueden ayudar a prevenir la propagación de la tuberculosis.

Para ayudar a prevenir la propagación de la tuberculosis a tu familia o amigos, debes:

* Evitar el contacto cara a cara tanto como sea posible – así que no vayas a reuniones sociales o lugares donde la gente se reúne, como lugares de culto – usa el teléfono o Internet para mantenerte en contacto.
* Cubre tu boca al toser o estornudar.
* Abrir las cortinas para asegurar un buen suministro de luz UV para ayudar a matar a las bacterias.
* Ventilar para dejar entrar el aire fresco, lo que evita que las bacterias se acumulen.
* Regresa al trabajo, a la escuela o a la universidad sólo cuando tu enfermera de TB te informe de que estás lo suficientemente bien y que tu tuberculosis ya no es contagiosa.

¿Es la medicación la única manera de curar la TB?

Sí – no existe una cura natural probada para la TB. Pero una buena nutrición y un estilo de vida saludable ayudarán al tratamiento de la tuberculosis a trabajar lo mejor posible.

Hay evidencias de que las personas que son deficientes en vitamina D son más vulnerables a desarrollar infecciones. Así que tomar suplementos de vitamina D con el tratamiento recomendado de la tuberculosis puede ayudar a impulsar el sistema inmunológico, lo que ayuda a combatir la enfermedad. Hable con su médica acerca de los suplementos si cree que puede tener una deficiencia de vitamina D.

Tienes que tomar el ciclo completo de los medicamentos recetados, con el fin de proteger tu salud y la de las personas que te rodean. El tratamiento de la tuberculosis es muy exitoso si se toma correctamente y está diseñado para asegurar que todas las bacterias de la tuberculosis se eliminan.

Estoy embarazada y tengo que tomar medicamentos para la tuberculosis. ¿Cuáles son los riesgos? ¿Y mi bebé puede contagiarse de mi tuberculosis?

Asegúrate de informar a tu médico o enfermera si estás embarazada o amamantando, para que confirme que el medicamento que se usa es seguro.

Los medicamentos estándar contra la tuberculosis (Rifampicina, Ethambutol, Isoniazida y Pirazinamida) no se han asociado con efectos fetales nocivos. Sin embargo, los suplementos pueden ser útiles para tu bebé durante la lactancia.

Otros medicamentos como Streptomicina, Capreomicina, Kanamicina, Tobramicina, Prothionamida y Ethionamida no se recomiendan para mujeres embarazadas o lactantes.

Sólo en casos extremadamente raros puede un bebé coger la tuberculosis de su madre en el útero. Si la tuberculosis sólo se diagnostica después del parto, el bebé necesitará mantenerse separado de la madre hasta que no sea infeccioso o el bebé haya sido vacunado contra la tuberculosis.
Por favor habla con tu enfermera de TB y comadrona si tienes alguna preocupación.

¿Existe una vacuna contra la tuberculosis?

Sí, el BCG (Bacilo Calmette-Guérin) es una cepa debilitada de la bacteria de la tuberculosis que aumenta la inmunidad y anima al cuerpo a combatir la tuberculosis si está infectado. Aunque el BCG ofrece a algunas personas protección contra la tuberculosis, no puede impedir que todos los que entren en contacto con la bacteria se enfermen.

Se cree que la vacunación con BCG protege hasta un 80% de las personas por un máximo de 15 años y generalmente no se administra a personas con más de 35 años.

Hasta que se desarrolle una mejor vacuna, la mejor manera de prevenir la TB es asegurarse de que la gente conozca los síntomas para que puedan visitar a un médico y ser diagnosticados y tratados lo antes posible.

¿Puede mi hijo recibir la vacuna BCG?

Depende de cada país. Consulte con su médico.

Por ejemplo, en el Reino Unido hay un programa específico para bebés, niños y adultos jóvenes con mayor riesgo de TB. El Departamento de Salud identificó los factores de riesgo de TB en los niños como:

* Nacer o haber vivido en zonas donde hay una alta tasa de tuberculosis
* Tener un padre o abuelo que nació en un país donde hay una alta tasa de TB.
* Cuando los niños cumplen con estos factores de riesgo, el programa recomienda que los bebés menores de 12 meses tengan el BCG y que los niños mayores puedan ser examinados y vacunados con BCG si es necesario.

Por favor, habla con tu enfermera o médica de cabecera si sientes que tu hijo está en riesgo y no ha sido vacunados.

El BCG no se recomienda como vacunación de rutina de viaje. Si los niños menores de 16 años van a vivir en un país con una alta tasa de TB, durante más de tres meses, se les puede aconsejar que hagan una prueba cutánea para ver si se necesita la vacuna BCG.

¿Puedo recibir la vacuna BCG?

Depende de cada país. Consulte con su médico.

Por ejemplo, en Reino Unido el Departamento de Salud sólo recomienda el BCG para ciertos grupos de adultos, y sólo entonces para los menores de 35 años de edad. Éstas incluyen:
* Contactos cercanos de personas diagnosticadas con tuberculosis en los pulmones o en la garganta (en cuyo caso debe ponerse en contacto con los servicios públicos de salud locales, consulte a su médico de cabecera).
* Grupos ocupacionales como los que trabajan en la asistencia sanitaria, con los ancianos, en albergues para personas sin hogar y refugios, personal de laboratorio, personal penitenciario y personal veterinario. Consulte a su departamento de recursos humanos si se encuentra en uno de estos grupos.

A mi hijo se le ha ofrecido la vacuna BCG pero he oído que puede ser peligroso. ¿Es esto cierto?

La seguridad de las vacunas se considera muy cuidadosamente. Cuando se ofrecen vacunas es porque el riesgo de no tenerlas (es decir, el riesgo de daño de una enfermedad) se considera significativamente mayor que el riesgo de daño de la vacuna. En el Reino Unido sólo a los/as niños/as que están en mayor riesgo de contraer la tuberculosis se les ofrece la vacuna.

Ninguna intervención médica (incluyendo las vacunas) es 100% segura para todos. Algunas personas experimentan efectos secundarios de la vacuna del BCG, que van desde abscesos en el sitio de la inyección hasta hinchazón en los ganglios linfáticos. Muy rara vez, la vacunación puede causar la enfermedad BCG, que puede ser fatal. Esto es más probable que ocurra en personas con sistemas inmunológicos dañados, por lo que la vacuna no debe administrarse a nadie que sea VIH positivo.

Tenía tuberculosis hace diez años, ¿estoy a salvo ahora?

El tratamiento de la tuberculosis es muy exitoso y está diseñado para matar a todas las bacterias de la tuberculosis, siempre y cuando todas las pastillas se tomen de la manera que los médicos recomendaron.

Sin embargo, es posible contraer TB más de una vez en su vida. La tuberculosis es causada por la exposición a las bacterias de la TB, por lo que si vuelve a respirar esta bacteria nuevamente en algún momento posterior, puede enfermarse de nuevo, especialmente si tiene un sistema inmunológico debilitado. La mejor protección es mantener su sistema inmunológico fuerte con alimentos nutritivos y un estilo de vida saludable.

Mi médico quiere que mis hijos tomen pastillas de tratamiento de TB pero están perfectamente bien. ¿Por qué necesitan tomarlas?

Parece que tus hijas han sido diagnosticadas con tuberculosis latente. Esto significa que tienen la bacteria de la tuberculosis dentro de ellas, pero su cuerpo la mantiene bajo control, aunque pueden enfermar más tarde.

Las niñas son tratadas por tuberculosis latente, porque tienen sistemas inmunológicos insuficientemente desarrollados, lo que significa que tienen más probabilidades de enfermarse de tuberculosis que las adultas.

InfoTuberculosis.com: Ten en cuenta que la información contenida en esta página web sólo tiene fines educativos. L@s administradores de la página no somos médicos. Toda la información contenida en esta web intenta estar lo más actualizada y revisada posible. Esta información no tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Por eso te pedimos que consultes a tu médico, médica para que te diga como proceder.


Entradas que te pueden interesar: